Slow Parenting, ahora que vamos despacio...

Buscando información para la web me he topado con un artículo sobre slow parenting, es de hace tiempo pero no está de más recordar, hoy que es viernes y se acerca el fin de semana, que ir despacio generalmente es bueno.  La primera vez que escuché hablar de la filosofía slow fue hace unos cuatro años, pero referido al concepto de comida, en oposición a la comida rápida, después todo empezó a ser slow, los viajes, las compras, el amor, y por qué no, también el tiempo en familia. Aplicar la lentitud como filosofía de vida, disfrutar de cada instante, ya sea de un bocado de comida, ya sea cantar una nana a nuestro bebé, es una
buena opción.

Esta filosofía slow una de esas modas que da pena que se pasen sin más. Es una idea bonita, disfrutar de cada instante que pasemos con nuestros hijos, con la familia. A pesar de que ya hace cuatro años que llegó esta moda importada de Estados Unidos (de donde si no) lo cierto es que seguimos viviendo a toda prisa, sin tiempo para comer, sin tiempo para descansar, sin tiempo para llamar por teléfono o quedar a tomar un café sin tener que revisar la agenda de la semana. 


De vez en cuando es bueno pararse y perder el tiempo sin más, tirados en el sofá con nuestros hijos, sin la tele puesta ¡por supuesto! disfrutar de estar juntos sin más. El fin de semana seguro que nos deja algún momento para probar esta idea, no tengamos miedo al aburrimiento, no tengamos miedo al silencio, de estos momentos de pausa pueden surgir grandes ideas. Pintar un cuadro todos juntos, cantar una cancioncilla que ya hace tiempo que no cantamos porque los niños ya son "mayores", hacer un poco el tonto en familia, es divertido, es sano, es bueno para la unidad familiar. Compartir esos momentos distendidos, que los niños sepan que no es necesario estar todo el tiempo alerta, preocupados por llegar a tiempo, por hacerlo bien, por hacerlo antes. Disfrutar del camino más que de la meta. Lo que tantas veces repetimos: jugar por jugar.

La verdad es que no he leído este libro que os voy a recomendar hoy pero por lo visto todo eso del movimiento slow viene de un libro que escribió el periodista y escritor Carl Honoré "El elogio de la lentitud" y fue en cierto modo el fundador de esta "filosofia de vida" a la que poco a poco se han ido sumando adeptos, pero que como todas las modas, tuvo su momento álgido y ahora está ya en desuso, pero lo cierto es que no está de más, de vez en cuando pararse y dedicarle a cada momento el tiempo que necesite, darle a cada cosa la importancia justa. 

Dejo el enlace por si os interesa leerlo, despacio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...