Aprender a escribir. Los inicios.

Cuando escuchamos "mi hijo está aprendiendo a escribir", a la mayoría nos  viene la imagen de un niño/a, sentado, con un lápiz en  la mano escribiendo palabras, quizá su nombre....¿pero es ese el principio del aprendizaje de la escritura? NO!!!!!!.
Para que un pequeño se siente, coja un lápiz y empiece a "dibujar" letras  (las letras son símbolos dibujados, un código que hemos aceptado y dado un significado para formar palabras) deben pasar muchas cosas antes.
Lo primero, el pequeño tener la madurez necesaria para sentarse y esto es algo muy importante, pues la postura ayuda a la correcta grafía y hay que "educarla", también deben coger correctamente el lápiz y poder realizar los trazos (tener fuerza en sus manitas, coordinar sus ojos con sus manos, controlar el espacio...). Lo que para nosotros adultos parece algo fácil, (lo tenemos automatizado), para los niños es un largo proceso que debemos estimular, acompañar y sobre todo hacer agradable y DIVERTIDO.
En esta maduración intervienen las leyes del desarrollo : próximo distal y cefalocaudal (de dentro, para fuera y de arriba hacia abajo; explicado coloquialmente: primero maduran las zonas más próximas al cerebro: desde el tronco hasta las manos y desde la cabeza a los pies); es importante  saber esto porque nuestros hijos necesitan los dedos índice y pulgar (PINZA FINA) para poder sostener el útil escritor (lápiz, rotulador)...además debe tener la fuerza suficiente para poder realizar el trazo y controlar movimientos muy precisos dentro del espacio que les proponemos. Antes de conseguir este avance fundamental en el desarrollo, nuestro hijo ha recorrido un fascinante proceso (descubrimiento de la mano alrededor de los 3 meses, coger de forma voluntaria un objeto sobre los 5 meses y soltarlos a los 6, en la prensión aparece la pinza inferior a los 8 meses, garabatea por imitación y con ayuda hacia el mes 13º....). A parte es necesaria la coordinación óculo- manual (el ojo dirige a la mano por dónde debe ir para no salirse del papel y el control del espacio (un folio es algo muy pequeño y limitado para el niño).

Ahora sabemos que antes de escribir nuestros hijos deben hacer otros muchos juegos con sus manos y usar didferentes instrumentos (soportes y útiles escritores), os doy alguna ideas sobre esto (qué tipo de material es el más adecuado en cada etapa y alguna actividad para estimular a los más pequeños ) en este enlace.

http://lupssmartin.blogspot.pt/2013/07/pintar-pintar-pintar-sin-parar.html



Y ahora haré un recorrido por el desarrollo de la motricidad gráfica, basándome en una publicación de Mª del Mar Martínez García (una de las mejores profesoras que he tenido) y lo que he ido observando en mi peque. Una vez más usaré unas edades como guía, pero tengamos siempre en cuenta que cada niño/a tiene su propio ritmo madurativo que debemos respetar.

  •  Desde los 18 meses el niño es capaz de coger un lápiz, pintura o rotulador y voluntariamente garabatear. Son trazos muy rápidos, impulsivos y sin control, pues los realiza moviendo el brazo entero, desde el hombro (seguro que se salen del papel que les hemos dado), pues no existe ninguna coordinación entre sus ojos y su mano; pintan por placer, es un maravilloso juego, pero imprescindible en su entrenamiento hacia la escritura formal.
  • A los 20 meses el brazo del niño ha madurado como para controlar más el movimiento y moverlo solo desde el codo (según las leyes del desarrollo), ahora los trazos tienen forma de barrido y según vaya madurando el trazo pasaré a ser circular (controla el movimiento de la muñeca).

  • A partir de los 2 años y medio consigue utilizar la pinza fina,empieza la coordinación entre su mano y su ojo y controla más la muñeca, estos logros le permiten realizar trazos independientes.

  • A los 3 años es capaz de prestar atención a los trazos que realiza, existe coordinación entre su mano y su ojo y tiene mayor control del espacio. Los trazos son más precisos.
¿Véis la diferencia entre los tipos de trazo? fijaros en los de vuestros hijos, es una maravilla!!!

  •  A partir de los 3 años el grafismo empieza a tener un valor simbólico para el niño, da nombre a lo que dibuja (lo mismo que hacemos los adultos con las letras), representan algo ( aunque  no exista relación entre lo que ha dibujado y lo que dice que es... ellos mismos le cambiarán el significado, unas veces, su dibujo es un coche y otras una pelota). Lo importante es que se lo valoremos y sigan experimentando y disfrutando con sus producciones. Normalmente en estas edades hay un BOOM del dibujo, no pueden parar de expeerimentar sus posibilidades, cada vez se sienten más capaces y quieren dibujar, dibujar y dibujar, aprovechad este momento mágico e invitadle a hacer dibujos para todos los conocidos....abuelos, tíos, pediatra, profe....Esto les permite perfeccionar la técnica.
  • Hacia los 4 años, es capaz de anunciar lo que va a dibujar, hay intencionalidad en el dibujo, sabe que a través de sus producciones puede representar algo. ¡Quieren dibujarlo todo!. Sentiros orgullosos de sus progresos, colgar sus obras de arte por la casa, oficina...
¿No os parece increible la evolución? A mí cada día me sorprende más.
  • En torno a los 5 años pueden realizar trazos en diferentes direcciones y sentidos, han entrenado mucho, están preparados para empezar a escribir.
En próximas entradas veremos las etapas de la escritura e iremos compartiendo actividades que estimulen el desarrollo gráfico de los más pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...