MONTESSORI

“Educación mediante la libertad en un medio preparado”



Breve introducción al método Montessori:

El Método Montessori se basa en las teorías científicas de María Montessori, antropóloga y experta en educación quien realizó numerosos estudios llegando a la conclusión de que un ambiente adecuado, cuidadosamente preparado, era fundamental para el desarrollo y la estimulación de los niños, favoreciendo así su aprendizaje.

Fundó su primera escuela en 1907 y más de un siglo después su método sigue plenamente vigente y en evolución.

En las escuelas Montessori niños de distintas edades comparten la misma clase. Pueden escoger libremente la mayoría de las actividades que realizarán cada día, estas actividades están guiadas por un adulto para que los niños aprendan ciertas habilidades pero es el niño el que las desarrolla pues la mayoría de estas actividades son manuales lo que aumenta el interés de los alumnos por llevarlas a cabo y aprender, consiguiendo de esta forma concentración y autodisciplina. Y a pesar de que los niños pueden moverse libremente por el aula normalmente nos sorprende el orden, el silencio y la concentración de los niños en estos espacios, donde existen límites pero no se aplican castigos. 

Los profesores o maestros que siguen el programa creado por María Montessori  son una guía para sus alumnos, los ayudan a descubrir por si mismos, presentan los nuevos materiales que puedan interesarles y animan a los alumnos a  ayudarse entre ellos, a compartir y colaborar, de ahí la importancia de que los alumnos de distintas edades se mezclen en un mismo aula. Además, cuando los mayores ayudan a los pequeños están a su vez reforzando su propio conocimiento al recordar lo ya aprendido y tener que explicarlo, esto mejora su autoestima y el respeto hacia los demás.


En las escuelas Montessori se respeta el ritmo individual de cada alumno para que desarrolle plenamente su potencial. No se realiza un seguimiento competitivo de los alumnos evitando así las comparaciones de unos niños con otros. A diferencia de la escuela tradicional, el maestro no impone el conocimento al alumno sino que se trabaja en la colaboración adulto-niño con el fin de que el alumno alcance el máximo de sus capacidades intelectuales. 

Las actividades se realizan con materiales y objetos reales que los niños pueden manipular, así por ejemplo, en el método Montessori se cocina de verdad, no imaginando o en una cocina de juguete. Los materiales Montessori son bastante atractivos para los niños y consiguen captar su interés un tiempo prolongado, acostumbrándose así a concentrarse en una tarea.



Las actividades pueden realizarse en grupo o de forma individual, según decidan los propios alumnos. Se aprende a compartir pero también a respetar el espacio de los demás a la hora de trabajar. 

Es importante que el adulto proporcione un ambiente apropiado para la acción y la selección en su aprendizaje pues el objetivo de este método no es llenar la cabeza del alumno con datos académicos sino potenciar su deseo natural por aprender.

Montessori en casa:



Muchas veces al hablar de la educación en familia y de homeschooling surge en la conversación el método montessori, muchas familias lo aplican como sistema educativo único aunque la mayoría toman actividades y materiales de vez en cuando como forma de completar su formación. Este último es nuestro caso.

Aplicar el método montessori en casa no es sencillo, no porque sea caro (sólo lo es en cierta parte), si no por que requiere  bastante espacio para todo el material y las actividades. Muchos materiales pueden realizarse en casa fácilmente, en este enlace os dejamos una actividad de matemáticas muy sencilla y atractiva para los niños. Además, como siempre en la educación en familia, hace falta organización y previsión para programar las actividades que van a realizar los niños pues no siempre se utilizan cosas que tengamos en casa y hay que preparar bien los materiales y el espacio pues uno de los pilares en los que se basa el método creado por María Montessori es la importancia de dar al niño un espacio previamente preparado en el que pueda moverse libremente para investigar, curiosear y aprender.


Collage creado con imagenes propias y de internet

En casa podemos seguir algunas pautas del método montessori de forma sencilla. A mí me gusta especialmente todo lo relacionado con el "ambiente preparado". Es posible crear un ambiente preparado en casa, María Montessori  describe este espacio como "cálido y acogedor" y es fundamental a la hora de trasladar la filosofia montessori a nuestro día a día y a la educación de nuestros hijos. No siempre es posible contar con un espacio único para esta actividad por lo que debemos cuidar mucho la organización de nuestro hogar para convertirlo en un espacio atractivo que anime a los niños a explorar y ser creativos, es decir, dejar al alcance del niño los materiales que pueda necesitar a lo largo del día y no hablo de sus juguetes sino de las pinturas, cartulinas,  libros, incluso su taza o vaso de desayuno, el simple hecho de poner las cosas del desayuno en un mueble bajo de la cocina o el salón está fomentando su autonomía y libertad al responsabilizarse de pequeñas tareas y actividades que pueda realizar a su propio ritmo, según su edad y desarrollo.

Por otra parte están las actividades con material montessori. Cada objeto tiene un propósito, casi siempre dentro de un aprendizaje secuencial. Cada objeto además tiene que tener su ubicación (de ahí los problemas de espacio a la hora de llevar a cabo este método en casa de forma "pura") mostrándose en estanterías abiertas bien ordenadas. Los niños elegirán libremente su actividad y los padres son sólo guías de apoyo que observan la actividad sin intervenir, sin ayuda inmediata. Se trata de que el niño sea consciente de su libre elección, de su propio trabajo y de sus propias decisiones.




Debe tenerse en cuenta que el material montessori no es un objeto de aprendizaje en sí mismo sino que es una herramienta para ayudar al niño a la construcción de su propia identidad. No se debe corregir al niño por hacer mal una secuencia, simplemente se mostrará la forma correcta de hacerla y se dejará al niño realizar la actividad libremente, de ahí la importancia de presentar al niño el material en su momento oportuno (uno de los aspectos más subjetivos de este método para mi gusto) para que sea él mismo el que desarrolle libremente la secuencia y sea capaz de descubrir el error pues los materiales montessori están cuidadosamente diseñados para estimular al niño en el pensamiento lógico y el descubrimiento. Son atractivos y simples. Permiten lo que se conoce como "control de error" esto es, si el niño ha hecho algo mal será evidente, por ejemplo, una figura geométrica no encaja con la otra, de esta forma es el propio niño el que trabaja sobre su error de forma independiente, según su propio desarrollo en ese momento.


No debemos olvidar que el objetivo principal del método montessori, ya sea en casa o en la escuela, es ayudar al niño a desarrollar su máximo potencial. Las actividades que se ofrecen al niño promueven su crecimiento emocional y la coordinación física además de preparar su mente para futuros esfuerzos intelectuales a la hora de adquirir conocimientos "académicos". En un resumen esquemático se podría decir que lo que se pretende es que el niño ame aprender, que disfrute en el proceso de adquirir conocimientos. En realidad, es lo que debería perseguir cualquier método educativo: amor por aprender.

ACTIVIDAD PARA REALIZAR EN CASA:

TABLILLAS MONTESSORI



La mayoría de los materiales Montessori están destinados a trabajar las ordenaciones (elementos que se ordenan según una cualidad o magnitud; se deben colocar de mayor a menor o a la inversa). Estas actividades son adecuadas para niños a partir de 4 años y muy importantes porque junto a las clasificaciones son los cimientos para construir el concepto de cantidad, algo mucho más abstracto y que los pequeños podrán entender sin dificultad cuando hayan manipulado objetos y los hayan clasificado y ordenado.Para poderlos ordenar hemos de tener al menos 5 objetos iguales, excepto en una cualidad (peso, tamaño, volumen...).
En las tablillas Montessori la cualidad que ordenamos es el COLOR.


Según el método Montessori no debemos corregir al niño cuando está realizando la ordenación, esta por sí sola tiene una estética que el niño debe descubrir y lo realizará correctamente cuando esté preparado.






Se han realizado las tablillas de modo casero, con cartulinas de colores y cartulina blanca en la base de cada una. Se han cortado las cartulinas en rectángulos iguales y pegado sobre cartulina blanca. Se han plastificado para que el material tenga más resistencia y durabilidad. Una caja de té nos sirve para guardar y clasificar las tablillas.
Se presenta el material sobre una alfombrilla (ayuda a mantener la concentración y delimitar el espacio de trabajo), colocando por orden de más oscuro a más claro ( o viceversa), sin hablar, simplemente colocándolo, una vez se ha colocado se observa y se recoge, dejaremos que el niño nos imite libremente, dándole solo la consigna "ordena las tablillas de más obcura a má clara"..

Esta idea la he aprendido en un curso que estoy realizando sobre cómo aprender- enseñar matemáticas de 3a 6 años en un curso ofrecido por Malena Martín, la autora del blog Aprendiendo matemáticas, os invito a visitar su maravilloso blog y sus ideas. http://aprendiendomatematicas.com/



PLANTAR LENTEJAS

 Esta es una actividad que se integra dentro de la idea de "vida práctica" del aprendizaje según el método montessori. Observamos y aprendemos primero algo concreto (el crecimiento, la vida de las plantas) para después aprender conceptos abstractos (respeto a la naturaleza, responsabilidad al tener que cuidarlas todos los días) 

Una actividad muy sencilla para descubrir junto a los niños el ciclo de la vida


Me ha sorprendido como le ha gustado esta actividad, aunque la verdad es que el primer día se quedó con ganas de más, preparó el algodón con agua con mucho esmero y puso las lentejitas una a una con cuidado y las metió en el bote de yogur... a los dos segundos ya estaba mirando a ver si habían crecido. 

Pero las plantas necesitan mimos y paciencia, mucha paciencia...



Todos los días dedicamos un rato a observar nuestra "plantación de lentejas" que poco a poco va creciendo y ya están empezando a asomar las primeras hojas, algo que al pequeño le tiene realmente intrigado...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido la entrada de hoy? ¿Quieres qué hablemos de algún tema en especial? Déjanos tus comentarios y sugerencias. Participa en nuestro blog y para no perderte nada déjanos tu email y suscribete a nuestro newsletter.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...